Nuestros primeros juegos (IV)

Commodore Plus

  • Commodore Plus
  • Commodore Plus es una página que aglutina todo lo relacionado con la escena del Commodore en 8 bits
    • Mi blog
« Publicado el: 04/10/2023 »
image

En vista que la sección ha tenido bastante aceptación, desde aquí y mientras preparamos otro capítulo nacional, iremos visitando otros países con la misma curiosidad.

Nuestro primer destino será Italia, país donde, como ya comentamos con anterioridad, la venta de software ilegal estaba a la orden del día y de forma exagerada en los kioskos. Los recopilatorios de los juegos mas famosos venían, como pasaba aquí con nuestras Load'n'Run, Full Games y otras, en cassettes llenos de títulos con el nombre cambiado. 

Nuestro italiano favorito, Toni Bianchetti ha conseguido liar a varios paisanos suyos para que nos respondan a la pregunta que hace ya un tiempo que os vamos haciendo: ¿Cuáles fueron vuestros 3 primeros juegos que comprástéis para vuestro Commodore de 8 bits? Se incluye toda la gama, desde el PET, el VIC20, C64, C64GS, C16/PLUS4/C116 hasta el C128 

 

image

Toni nos pone primero en situación:

Todos comprábamos la Zzap! italiana, la única que conocíamos, claro. Pero estos primeros juegos casi todos los compramos antes de empezar a leer revistas con reseñas de juegos. algunos incluso en la misma tienda donde compramos nuestro querido C64. Así que nos basábamos en el dibujo de la carátula, la calidad de los pantallazos, las recomendaciones del vendedor y por supuesto en el renombre del titulo, sobre todo si era una conversión de recreativa, Luego se llegaba a casa y no faltaban las sorpresas. No hace falta decirlo, todos en versión cassette.

Como siempre, antes de comenzar con la lista, recordaros que para los que no habéis participado aún, nos encantaría que lo hicierais. Escribidnos a nuestro mail commodoreplus @ gmail.com. Las reglas, al final del artículo. 

image

Francesco

  1. Outrun
  2. Back to the future
  3. Project Firestart

Estaba enamorado de Outrun, del juego en si mismo y sobre todo de las melodías que forman su banda sonora. Cargaba el juego a veces solo para escuchar su música y cambiar la sintonía con la radio del coche. La peli de Regreso al Futuro fue un pilar de mi juventud y tenía que comprar el juego. Project Firestart fue una compra impulsiva. Hice el pedido en un catálogo pero una vez llegado el paquete, sin abrirlo lo devolví ya que me arrepentí por haber gastado la friolera de 50.000 liras italianas, un precio demasiado alto para un chaval en los años 80.


Rosario

  1. Ghostbusters
  2. Raid over Moscow
  3. Summer Games

Todos comprados en la Feria del Mediterráneo, en versión budget en cassette. Todavía me acuerdo del susto por ese grito digitalizado una vez acabado de cargar Ghostbusters. Así como del escenario de Raid Over Moscow llamado “Sararov launch site”. ¡Se me sigue poniendo la piel de gallina! Y los deportes de Summer Games eran la excusa perfecta para involucrar amigos que de videojuegos no sabían nada pero todos seguían muchos deportes en la tele.

Toni

  1. Dantes Inferno, edición Armati
  2. The Living Daylights, Italsoft
  3. Flying Shark, Firebird

Dantes Inferno fue mi primer juego. Era una edición Armati, que en su momento parecía la auténtica. Años después descubrí que era un juego de los ingleses Denton Design. Me pareció difícil de jugar y lo sigue siendo y no aprecié lo suficiente su originalidad en ese momento. Me sigue dando yuyu al día de hoy, que no es poco, hablando de infierno. Del The Living Daylights, nunca entendí bien cómo se juega, fue decepcionante, acabó rápidamente en el cajón. Flying Shark no estaba mal como conversión de la recreativa, y los pantallazos de la caratula eran muy atractivos. Lástima, yo soy más de matamacianos y el Armalyte siembre ganará en comparación con las avionetas. Lo compré más bien por tener algo nuevo, antes de descubrir las reseñas de la revista Zzap!.

Dario

  1. Dragon’s Lair.
  2. West Bank.
  3. Out Run.

Soy un gran aficionado de la recreativa de Dragon’s Lair, que llegó a ser tema de conversación de eternos veranos entre mis amigos. Admito que soy uno de los pocos que apreció esa versión para C64. Después de un verano jugando con la recreativa de West Bank (1987) lo vi en el escaparate de la mítica tienda Azeta y lo compré. Una digna conversión. Al igual que con el West Bank, me compré el Out Run, después de haber jugado un montón en la recreativa. En este caso la conversión fue decepcionante pero disfrutaba de los SIDs y solo por su música la iba cargando a menudo.

image